9 sept. 2012

Beléndez, Virgilio


VIRGILIO BELÉNDEZ

Tres años después de la apertura del portal Carlos Esplá de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, concretamente el 7 de noviembre de 2006, Sergio Lambarri se dirigía a los administradores y lectores del mismo de este modo: “Soy nieto de Virgilio Beléndez. Mi abuelo falleció en 1975, pero me llamó la atención que alguien lo estuviera localizando por la Red. Curiosamente también yo estoy rastreando "indicios" electrónicos del trabajo de mi abuelo en España Nueva”. Pasados cinco años desde aquel día, poco más se puede agregar a la biografía de este exiliado que jugó un importante papel en el mundo editorial de la España republicana y en la gestión del diario de Izquierda Republicana Política.Como él, son miles los exiliados interiores y exteriores de los que apenas conocemos nada, lo que, en verdad, supone una rémora dolorosísima para quienes investigamos sobre el pasado de España y disponemos de muchos más datos sobre los “funcionarios” que sirvieron a Felipe II que de aquellos ciudadanos que quisieron construir la democracia española hace ahora ochenta años.

 Virgilio Beléndez nació en Albacete o en algún pueblo de la provincia probablemente en 1901, ni siquiera hemos podido confirmar esos datos en los archivos locales y nacionales. Estudió Perito Mercantil y se especializó en contabilidad, estudiando después francés e inglés. Fundador de Acción Republicana en la provincia, fue elegido en 1935 miembro del Comité de Izquierda Republicana de Albacete.

Durante los primeros años republicanos, Beléndez fue socio fundador y director de Editorial Florida, una empresa dedicada a lo que entonces se llamaba novela rosa y a los relatos cortos. En 1935, gracias a su amistad con Carlos Esplá y Luis Bello, se hizo cargo de la administración del diario Política, órgano de prensa de Izquierda Republicana que nació ante el vacío mediático en que se encontraba el republicanismo reformista de izquierdas. Colaborador de Carlos Esplá en el ministerio de Propaganda y en la Subsecretaría de Estado durante los años 1937 y 1938, al acabar la guerra se exilió en Francia, partiendo en 1940 hacia América.

Radicado en primera instancia en Ciudad Trujillo, debido a problemas personales, obtuvo una ayuda de la JARE para embarcar hacia México, cosa que hizo el 19 de septiembre de 1941. Fijada su residencia en México D. F., Virgilio Beléndez colaboró con Carlos Esplá en la JARE, formando parte dentro del Izquierda Republicana-Ateneo Salmerón del grupo que, compuesto entre otros por Salvador Carreras, Laureano Poza, Amós Salvador, Jesús Bernárdez, Juan B. Climent y Rafael Supervía, seguía al político alicantino. En 1945, tras la formación del primer Gobierno en el exilio presidido por José Giral, Beléndez fue nombrado administrador de España Nueva, periódico oficial de dicho gobierno.
Hasta poco antes de su muerte, Virgilio Beléndez trabajó, al igual que otros exiliados como Miguel A. Marín, Carlos Esplá o Ramos Oliveira, traduciendo libros para la editorial UTEHA, destacando entre sus traducciones la del clásico de Georges Weill Orígenes, evolución y función de la prensa periódica, editado por UTEHA en 1953 e introducido en España por Montaner y Simón. El libro formaba parte de un ambicioso proyecto promovido por Henri Beer titulado L’évolution de l’humanité, y en el que además de Weill colaboraron Lucien Febvre, Vendreys y el propio Berr. La traducción de este libro realizada por Beléndez tendría una influencia enorme en la formación de varias generaciones de periodistas latinoamericanos. Virgilio Beléndez murió en México D. F. en 1975.

 
Fuentes:

-Centro Documental de la Memoria Histórica. Salamanca.

 -Archivo Carlos Esplá. Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

-Unión Tipográfica Editorial Hispano Americana (UTEHA).

 
PA

2 comentarios:

  1. Hola Buenas,

    Soy nieto de Francisco Bellido Rios, sobrino político de Virgilio y sobrino de sangre de la que fue su mujer.

    Al ser huérfano de madre Francisco Bellido se crió en la misma casa donde vivían Virgilio su hija y su mujer, ya que su padre contrajo nuevas nupcias y se instaló en Puebla de Sanabria (Zamora). Al poco tiempo de estallar la guerra Francisco y su abuela (madre de la esposa de Virgilio) dejaron Madrid para huir a Francia como exiliados.

    He intentado localizar la dirección de Virgilio Belendez en Madrid, simplemente por curiosidad para saber donde se crió mi abuelo.

    Todo apunta a que es la dirección de Almagro 38 en Madrid dato no está corroborado, ya que al terminar la guerra ese piso de 16 habitaciones estaba ocupado por la Seccion Femenina como oficina central.

    Si tiene alguna informacion estaría encantado de que la pudiera compartir.

    Gracias

    Álvaro Bellido
    alvarobellido2@gmail.com

    ResponderEliminar
  2. Hola:
    Complementando la valiosa información que presentan sobre mi abuelo, Virgilio Beléndez, respecto al lugar y fecha de nacimiento, en efecto, su origen es albaceteño y nación en Ayna, el 7 de marzo de 1898.
    Por recomendación médica (pues padecía enfisema pulmonar, y la altura de la Ciudad de México afectaba seriamente su salud), a partir de 1967 trasladó su residencia a la ciudad de Cuernavaca, en la provincia de Morelos (a poco más de 60 kilómetros de la capital mexicana), desde donde, como bien apuntan, continuó colaborando en proyectos editoriales de la UTEHA prácticamente hasta su muerte.
    Agradezco en verdad el enorme esfuerzo que realizan para mantener viva la memoria de esta generación de exiliados, cuya huella quedó marcada tanto en España, como en América.
    Les mando un fuerte abrazo,

    Sergio Lambarri Beléndez
    sergiolambarri@yahoo.com.mx

    ResponderEliminar